Colegio Hontanares

Lo que nos inspira

Currículo

En Hontanares reconocemos la Neuroeducación, como esa nueva línea de pensamientos, en la que confluyen las neurociencias, la psicología y la educación. Su objetivo principal es acercar a los padres y a nosotros los educadores a los conocimientos relacionados con el funcionamiento del cerebro. La Neuroeducación posibilita la comprensión de los mecanismos cerebrales que subyacen al aprendizaje, a la memoria, al lenguaje, a los sistemas sensoriales y motores, a la atención, a las emociones, al comportamiento, entre otros.

Cada estudiante que llega a cada escuela es, ante todo, un ciudadano que merece ser respetado como tal, con sus derechos de niño o niña. Un Colegio como el nuestro, reconoce una imagen del estudiante competente, poderosa, que pide ser tratada con cuidado. Una imagen del estudiante que pide de un adulto (profesor, familia, directivos) ser observado, escuchado desde todos sus “cien lenguajes”.

Priorizamos el respeto al niño, niña y adolescente y a sus procesos individuales, se espera, se pausa y se acompaña, porque se ha entendido que los aprendizajes suceden en el tiempo justo del despertar y organización neuronal.

Por lo anterior, el currículo es considerado integrado y transdisciplinar, porque no existe la división entre áreas y asignaturas, se hace la integración de las disciplinas en función de la solución de problemas reales a través de ejes de desarrollo.

Atelier de cocina

Es un espacio para los estudiantes de escuela inicial, en este podemos crear y desarrollar la creatividad, elaboramos platos que nos da momentos para vivir nuestra cultura, nuestras tradiciones y desarrollar un sin fin de habilidades a través de la convivencia, el manejo de emociones, entre otros.

Participar en este ejercicio les permite a los niños y las niñas escribir recetas y manipular los ingredientes, desarrollar habilidades de lectura, escritura, desarrollo del pensamiento, activación de todos los sentidos.

Posibilitamos la identificación de:

Pasar tiempo en la cocina y preparar nuevas recetas anima a los niños a tener una conexión positiva con todo tipo de alimentos, en especial con los saludables que son parte indispensable para una buena alimentación.

Aprendemos a:

Además, junto a los niños practicamos medidas de seguridad necesarias para el uso de ciertos utensilios e identificar en qué casos necesita la ayuda de un adulto para manejarlos y evitar accidentes.

En este tipo de actividades se estimula la convivencia y se pone en práctica la solución de conflictos y formación de valores al dialogar, expresar sus ideas, tomar turnos, ser responsables, respetar a los demás y conocer más a sus compañeros. En la cocina los niños viven un sin fin de experiencias y aprendizajes duraderos mientras se divierten.

Dentro de la apuesta pedagógica institucional, la cocina se considera un lugar muy valioso con un enorme significado simbólico. Es un espacio donde se crean encuentros, se cuida al otro, se comparten ideas y se viven valores.

También se considera un lugar de investigación y comunicación donde los lenguajes se relacionan a través de su color, sabor y perfume.

La cocina es un lugar especial en donde la comida se transforma en alimento para el cuerpo, pero también de la mente, de los ojos, de la nariz y de las emociones.

Por otro lado, se hace toma de talla y peso a los estudiantes a través de la nutricionista y la auxiliar de enfermería con el fin de ir monitoreando la salud física de nuestros estudiantes y colaboradores.

Abrir chat