Cuidado Emocional

¿Cómo juego con mis hijos?

El juego es el lenguaje de los hijos. ¿Quieres hablar con tus hijos? Juega. ¿Quieres conectar con tus hijos? Juega. ¿Quieres que cooperen? Juega. Ten presente que el trabajo de tu hijo es jugar, jugar es explorar y entender el mundo.  No importa el material o el juguete, importa el modo que tus hijos tienen para jugar con él.  Esta misión es muy significativa, es una misión para sentir, pensar y hacer. El juego tiene la misión de educar y divertir, no distraer. Involúcrate en el juego. Tan solo cinco minutos de juego reducen considerablemente la lucha de poderes entre padres e hijos.

El juego además de aprendizaje y comunicación, también significa establecer un lazo social.  Al jugar conectamos y fortalecemos el vínculo con ellos.  Para conectar con los niños mediante el juego, hay que jugar como niños. Se escucha fácil, pero estamos tan inmersos en nuestro rol de adultos, que muchas veces no tenemos tiempo o ganas.  Para jugar como niños hay que usar la imaginación y la creatividad, habilidades que el estrés bloquea y la mentalidad de “cómo las cosas deben ser” apaga.


¿Cómo conectar con tus hijos mediante el juego?

Fuente: Tribu.mx

Ventanas a la Consciencia

Consejos psicológicos para la experiencia en casa

Permanecer en casa por mucho tiempo nos puede generar emociones y sentimientos que pueden ser difíciles de entender y gestionar:

Sabemos que todo esto puede ser difícil, pero te tenemos buenas noticias…

Hay muchas estrategias para afrontar todo esto que estamos experimentando.

La sobre información nos puede generar ansiedad e incertidumbre:

  • Evita tener la televisión encendida con reportes constantes de la situación del COVID-19
  • Escoge un horario en el día para ver las noticias y actualizarte de información pertinente. 
  • Comparte información clara y sencilla con los niños, niñas y adolescentes, eso les puede ayudar a comprender la situación actual.

Establezca horarios y rutinas para todos los miembros de familia:

  • Establezca objetivos diarios y de real alcance. 
  • Ten en cuenta horarios para estudio y trabajo. 
  • Organiza un espacio cómodo y con lo necesario para el estudio y el trabajo. 
  • Haz pausas activas que te pongan en movimiento. 
  • Organiza horarios fijos para la alimentación. 
  • Los tiempos de sueños son fundamentales para el descanso y recuperación del cuerpo y la mente. ¿Sabías que mientras dormimos el cerebro consolida aprendizajes? ¡Maravilloso¡
  • No olvides tener en cuenta los tiempos de ocio, pereza y juego libre. 
  • Para los niños, niñas y adolescentes tener rutinas les facilita la organización del día a día y los anticipa a sus responsabilidades.

Enfócate en pensamientos positivos:

  • Evalúa la situación actual como un aporte que estamos haciendo por la salud de todos. 
  • Este es un hecho histórico en el que mi aporte es transcendental.
  • Es un momento para grandes aprendizajes y experiencia significativos.
  • Acompaña tu día a día con pensamientos positivos “Esta situación pasará y pronto volveremos a disfrutar la vida como nos gusta”.
  • Aprovecha los tiempos en familia para disfrutar de las actividades que nos alegran a todos. 

Aprovecha la tecnología

  • Mantente conectado con tus seres queridos. 
  • Busca apoyo desde lo virtual cuando lo necesites. 
  • Planea actividades con tus amigos que se puedan hacer desde lo virtual (Compartir una película, hacer una pijamada, conversaciones sobre la experiencia de nuestros días, contar historias)

La actividad física es fundamental:

  • Planea juegos en los que puedas estar en movimiento. 
  • Las actividades manuales son una buena opción (Crea, imagina y construye con el material que cuentas en tu casa) 
  • Practicar en casa y con la familia, rutinas de entrenamiento que se acomoden a todos los integrantes del hogar. 
  • Limita los tiempos de conexión a la tecnología. 

Apoyémonos

  • Generemos acuerdos de convivencia.
  • Escuchemos las dificultades de todos y juntos encontremos soluciones. 
  • Respetemos la intimidad y privacidad de cada miembro de la familia.
  • Acordemos espacios para estar solos y para compartir entre todos. 
  • Entre todos asumimos los deberes del hogar. 
  • Si tus emociones negativas son recurrentes y se te dificulta gestionarlas busca apoyo, en Hontanares estamos para apoyarte. 

Puedes experimentar emociones negativas, no te JUZGUES, VÍVELAS Y RECONÓCELAS por un momento, recuerda somos humanos y eso hace parte de la vida. 


La respiración consciente siempre es una excelente aliada para centrarnos en el aquí y en el ahora.

× ¿Cómo puedo ayudarte?